viernes, 29 de septiembre de 2017

“LA SALUD DEPENDE DE LA INTERACCIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE.” DR. JAVIER AIZPIRI

“LA SALUD DEPENDE DE LA INTERACCIÓN CON EL MEDIO AMBIENTE.” DR. JAVIER AIZPIRI


El doctor Javier Aizpiri es médico especialista en neurología y psiquiatría. Es profesor del Máster de Medicina Antienvejecimiento de la Universidad Autónoma de Barcelona. Y dirige el Instituto Burmuin, en Bilbao.

El sábado, día 23 de octubre, dio una interesante charla en el hotel NH Villa de Bilbao sobre Medicina Integrativa.

La medicina integrativa o integral es un concepto médico que fusiona los métodos diagnósticos y terapéuticos de la medicina occidental con las medicinas complementarias, considerando la salud con una visión holística. Considerada la medicina del futuro, la medicina integrativa consiste en reunir criterios médicos convencionales y terapias más naturales y alternativas bajo estrictos controles profesionales para que los pacientes prevengan, traten y se recuperen, recibiendo un tratamiento personalizado y adecuado a sus características. Este tipo de visión médica permite, por ejemplo, que los pacientes empiecen por un remedio no agresivo y así estimular los mecanismos autorreguladores del cuerpo. ("Pensamientos en torno a una mesa")

Vivimos en un mundo lleno de tóxicos, lidiando con enfermedades que hasta hace unas pocas décadas apenas se conocían y hoy aumentan de forma exponencial. Enfermedades autoinmunes (celiaquía, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, Crohn, fibromialgia, Alzheimer, Parkinson, intestino irritable y un largo etc.), psiquiátricas, de aprendizaje, cáncer…

Como muestra, dejo las siguientes gráficas. No importa cuál de las enfermedades mencionadas representen, en todas ellas se observa claramente la evolución al alza:


Ante esta terrible evidencia de la escalada de enfermedades con las cuales convivimos, ¿qué puede hacerse para intentar revertir esta tendencia? Aizpiri nos propone prevenir, para lo cual habría que remontarse al mismo comienzo… o incluso antes… Seis meses antes del embarazo, convendría desintoxicarse y suplementar la alimentación materna con productos naturales de forma que se logre un buen equilibrio en el organismo de cara a su próxima gestación del bebé.

En la actualidad somos conscientes del peso que tiene el medio ambiente en el desarrollo de la persona. Sabemos que incluso el código genético puede variar, y que efectivamente lo hace, para bien o para mal, activado por el entorno, en especial por los tóxicos y la alimentación. Y es que, como explica Aizpiri, la nutrición es vital para la formación del genoma.

Una importante parte de nuestro genoma es el microbioma con el que contamos en nuestro intestino. Cientos de miles de millones de bacterias que forman nuestra flora intestinal y que son indispensables para el metabolismo, la nutrición y la absorción de nutrientes. Estas bacterias cuentan con su propio genoma (microbioma) que interactúa constantemente con el nuestro, activando o inactivando genes y aportando la actividad de otros genes que no poseemos.

La principal función de la flora intestinal es protegernos de elementos nocivos que entren en nuestro cuerpo, los tóxicos sin embargo, pueden dañarla severamente. Como consecuencia, la flora intestinal no podrá cumplir su cometido como barrera de protección, permitiendo así que fluyan los tóxicos por nuestro organismo en lugar de eliminarlos.

Esta exposición a los tóxicos de la que hablamos comienza muy tempranamente: en el vientre materno. Los efectos los sufrirá la madre al cabo de los años, pero el niño los mostrará de una manera más inmediata en la forma de alergias, asma, intolerancias a alimentos, piel atópica… En casos más severos, y gracias a la progresiva acumulación de nuevos tóxicos tras el nacimiento, pueden aparecer trastornos de la atención con o sin hiperactividad, autismo, etc.

Los seres humanos vivimos desde el nacimiento en contacto permanente con los contaminantes. Los niños son más vulnerables que los adultos a las exposiciones ambientales ya que todos los sistemas de su organismo están en desarrollo… Los factores de origen de muchas enfermedades crónicas se acumulan en el organismo desde las primeras etapas de la vida, y todo lo que ocurre en las etapas embrionaria y fetal es de vital importancia. Existe por tanto un número creciente de enfermedades en la infancia asociadas con un entorno contaminado. (INMA Infancia y Medio Ambiente. Proyecto de investigación con el objetivo de estudiar el papel de los contaminantes ambientales durante el embarazo e inicio de la vida, y sus efectos en el crecimiento y desarrollo infantil.)

La gestación es un momento muy vulnerable ante el efecto de la toxicidad medioambiental. Pero también entre los niños y las personas adultas, las hay que sufren un mayor riesgo de verse afectadas que otras.

“La fortaleza del sistema inmunitario varía enormemente de una persona a otra, habiendo personas con un sistema inmunitario muy débil desde el nacimiento, y algunas pocas con un sistema extraordinariamente fuerte. Lamentablemente, debido a la toxicidad medioambiental y la forma de vida actual, llena de químicos y estrés, nuestro sistema inmunitario parece encontrarse más débil con cada nueva generación. El grado de toxicidad y ensuciamiento celular y sanguíneo repercute directamente en la capacidad de respuesta de nuestras defensas… No se puede hablar sin embargo de un sistema inmunitario debilitado, única y exclusivamente, puesto que esta disfunción siempre va acompañada de alteraciones hormonales y del sistema nervioso.” Dolle, K. y Saavedra V., 2013, p. 249).

Como asegura el doctor Aizpiri, una buena salud depende de una buena interacción con el medio ambiente.

Para el cuidado de la gestación, la lactancia y todos los períodos de la vida en general, el doctor Aizpiri nos propone la medicina integrativa, una disciplina que no trata enfermedades, sino personas.
Personas con realidades únicas a las que hay que ver y tratar en su conjunto, como la unidad que son. Un todo en el que lo que ocurre a nivel intestinal o en el hígado, afecta y determina lo que pasa en el cerebro.

Aizpiri recomienda cuidar el eje cerebro-hígado-intestino. Siguiendo tres principios: la detoxicación, la recuperación intestinal y la recuperación de la función hepática.



Los cambios son lentos y por ello se le debe dar el tiempo necesario al tratamiento para notar sus plenos efectos beneficioso para la salud.

“Podar, abonar y poner al sol”.

Es que soy agricultor y en mis horas libres me dedico a la Fruticultura. Y todo en la naturaleza se reduce a lo mismo. Podar es eliminar todo lo tóxico, abonar es dar nutrientes y poner al sol significa dar tiempo al ser vivo para que el sistema de limpieza y nutritivo haga su trabajo, para que pueda desarrollarse y producir. Es el abecé de la naturaleza y sirve lo mismo para los animales y las plantas que para las personas. Con los pacientes pues hay que hacer lo mismo. Hay que eliminar de su organismo todos los tóxicos así como corregir los hábitos nocivos; todo lo que evita que sus células se desarrollen y estén en plenitud. Obviamente para ello hay que estudiar íntegramente a la persona, valorar la función del sueño, el ejercicio físico, el sistema nutricional, el sistema de excreción y su mundo afectivo y emocional. Después de podar hay que abonar, nutrir la célula, volver a recuperarla si está intoxicada o mal nutrida. Es curioso que en una sociedad del bienestar como la nuestra el mayor porcentaje de enfermos nos lleguen mal nutridos, antropológica y biológicamente. Y finalmente esperar porque el metabolismo de toda persona tarda un tiempo en recuperarse. Asimismo, hay que hacer que el paciente adquiera hábitos nuevos y saludables. Al final lo que habrá es un conjunto de células que vuelven a funcionar al unísono. Dr. Aizpiri.

En general, lo que pretende este enfoque médico es que sea el propio enfermo el protagonista de su recuperación, que se dé cuenta de que merece la pena el esfuerzo para recuperarse. Para lo cual habrá de adquirir adecuados ritmos de sueño y alimentación, cambiar sus hábitos de vida y dejar atrás la idea de que podrá curarse tomando simplemente unas pastillas.

Con el compromiso del paciente pueden conseguirse verdaderas maravillas y resultados increíbles, asegura Aizpiri.

El doctor terminó su exposición con una frase de Ghandi que me pareció muy acertada y que dejo también como colofón de este artículo: “La tierra es suficiente para toda la humanidad, pero no para la voracidad de los consumidores.”

Por Rosina Uriarte

Rosina Uriarte con el doctor Javier Aizpiri y su equipo, Olaia y Ot Aizpiri.

martes, 26 de septiembre de 2017

CONFERENCIA GRATUITA DE LAZTANA CON IÑAKI PASTOR


Éste es nuestro próximo gran evento dentro de la Asociación Laztana: una conferencia del experto en Terapia Manual Pediátrica Integrativa, Iñaki Pastor.

Iñaki Pastor es experto en todo lo relacionado con el desarrollo infantil y es un auténtico lujo contar con su presencia y su participación desinteresada con nuestra asociación.

Escucharle supondrá una oportunidad única por lo que os rogamos guardéis la fecha en vuestras agendas para poder asistir! 

Tendrá lugar el viernes 27 de octubre, a las 18:00 horas.
En el Centro Cívico (Casa de Cultura) de Cruces, en Barakaldo. La dirección es: Balejo Kalea 4 (está justo en frente de Consultas Externas del hospital).


La entrada será gratuita. Por favor difundid esta información entre vuestros contactos. Gracias! Vamos a intentar que Iñaki Pastor tenga la audiencia que se merece y asista mucha gente.


Esperamos nos veamos allí!


Rosina Uriarte (presidenta de Laztana)

viernes, 22 de septiembre de 2017

REGALA A TUS HIJOS SALUD. ESTÁ EN TUS MANOS.


¿Imaginas poder hacer esto? ¿Regalar salud a tus hijos? ¿Qué padre o madre no lo haría?

¿Y si además de salud les estuvieras enseñando a confiar en su cuerpo, a responsabilizarse de su bienestar? ¿Y si todo esto lo haces mientras refuerzas tu vínculo emocional con ellos? ¿No sería maravilloso?

Pues resulta que no sólo es maravilloso, sino que es posible... y mucho más sencillo de lo que puedas estar imaginando ahora mismo.

Vivimos tan inmersos en la vida moderna actual, rodeados de tecnología y comodidades, que hemos olvidado lo que la naturaleza lleva enseñándonos cientos de miles de años. Nos vamos a lo más complejo y somos ciegos ante lo más sencillo, lo eficaz, lo natural. Apenas conocemos nuestro cuerpo y cómo funciona. Nos asustamos ante el menor desajuste en el de nuestros hijos… Vivimos con miedo a la enfermedad, en lugar de disfrutar más de la salud y protegerla con amor en nuestros niños.

Cambiemos pues este paradigma y volvamos a retomar lo que siempre supimos como seres humanos: que nuestro cuerpo es la máquina más sofisticada de todas, un gran milagro de la naturaleza. Y como tal, cuenta con los mecanismos necesarios para adaptarse al medio en el que vive, reaccionar ante la adversidad y reponerse por sus propios medios.

¿Sabríamos responder si nos preguntaran por qué tienen nuestros niños mocos, tos, fiebre, inflamación…? Seguramente sí, porque nos lo han enseñado o lo hemos oído muchas veces: son formas que tiene nuestro cuerpo de luchar contra un agente extraño, una infección.

Hasta aquí va todo bien, pero luego resulta que ante estos casos no actuamos siguiendo lo que sabemos y que parece más lógico y razonable. ¡Más bien hacemos todo lo contrario! Nos comportamos de forma irracional y vamos en contra de lo que sabemos, alargando los procesos infecciosos de nuestros hijos. ¡Sí, sí, lo hacemos!

¿Que cómo es esto posible? Probablemente porque también nos han enseñado a actuar de esta forma irracional, no siempre en favor de la salud. Si sabemos que la tos, los mocos y la fiebre son síntomas de la lucha de nuestro cuerpo contra la enfermedad, ¿por qué los combatimos como si fuesen la enfermedad misma? ¿Por qué intentamos por todos los medios matar a los agentes combatientes de la salud en el cuerpo de nuestros niños, dejando a éstos indefensos ante los invasores externos?

Tenemos miedo a lo que vemos y lo queremos erradicar rápidamente, sin tener en cuenta que, lo que observamos, son los síntomas de un proceso de lucha en un cuerpo sano y sabio, que está haciendo lo que tiene que hacer. En realidad, no luchamos contra la enfermedad, y lo peor es que evitamos que el cuerpo de nuestros hijos lo haga. Así, en lugar de ayudar, hacemos todo lo contrario: alargar el proceso y permitir a los patógenos campar a sus anchas. Esto es exactamente lo que hacemos en nuestro irracional empeño en quitarle la fiebre a un niño, por ejemplo.

Además, existen estudios actuales que defienden que la fiebre refuerza nuestro sistema inmune (ej. europapress.com). Razón de más para permitir su libre expresión sin agobios y sin correr a por el paracetamol o el ibuprofeno.

Salvando los casos de fiebre en bebés pequeños o las fiebres muy altas acompañadas de otros síntomas preocupantes, la mayoría de nuestros hijos pasarán por varios episodios febriles a lo largo de su infancia que no estarán vinculados a enfermedades graves.

Así que, relajémonos y busquemos el modo de ayudar al cuerpo de nuestros pequeños a luchar contra la enfermedad favoreciendo sus propios mecanismos para hacerlo. Acompañémosles en estos momentos desde la confianza y el amor.

Contamos para ello con una herramienta excepcional: la reflexología podal infantil.
¿Qué es la reflexología podal infantil?

Desde épocas muy antiguas, se sabe que en la planta del pie contamos con puntos reflejos que se corresponden con la totalidad del cuerpo y sus órganos. Gracias a ello, a través del masaje y la estimulación por digito-presión, se influye a modo reflejo sobre los correspondientes órganos, glándulas, tejidos y sistemas, mejorando así el estado de salud físico-emocional y ayudando al cuerpo a restablecer su equilibrio natural.

La naturaleza, una vez más, en su infinita sabiduría, decidió que activásemos todo nuestro cuerpo con tan sólo caminar descalzos (para lo cual fuimos originariamente diseñados).


Nosotros, hoy, podemos seguir activando el cuerpo y la salud propia y de nuestros hijos con esta sencilla e inofensiva terapia. Armonizando y equilibrando las alteraciones del organismo, manteniéndolo en un estado óptimo.

Y los buenos resultados son tan positivos que hace que, hoy en día, la reflexología podal sea aplicada con más frecuencia y no se discuta su efectividad.

Con la reflexología podal infantil puede tratarse cualquier tipo de problema con el que se enfrenten nuestros hijos, especialmente pequeñas cosas con las que nos encontramos a menudo (catarros, gripes, amigdalitis, faringitis, otitis, conjuntivitis, etc.). También puede aportar alivio en enfermedades más serias, aumentando las defensas y activando el poder curativo del cuerpo.

Ángeles Hinojosa creó su propio método para aplicar la reflexología podal a los niños. Forma a monitoras que realizan talleres para padres y madres que quieran aplicar esta técnica a sus pequeños. Cada día lo tenemos más fácil los padres para acceder al aprendizaje de esta maravillosa herramienta. Un regalo no sólo para nuestros hijos, sino para toda la familia pues sin duda acabaremos aplicando la reflexología a todos los miembros de la misma.

Puedes informarte de la posibilidad de acceder a talleres cerca de tu hogar en la página del método:

Para terminar, me gustaría compartir una reflexión. Os cuento que, cuando mis hijos eran pequeños (de esto hace unos 20 años ya), asistí a una escuela de padres organizada por el municipio en el que vivía. El objetivo final de esta interesante formación era enseñarnos a los padres a evitar, en la medida de lo posible, la drogadicción en nuestros hijos.

Una cosa que me quedó grabada (y me impactó porque no me lo había planteado y estaba precisamente haciendo todo lo contrario en ese momento de mi vida) fue la premisa de no tomar nunca medicamentos delante de los niños. La razón: que no crezcan convencidos de que una pastilla puede solucionar cualquier malestar que se nos presente. Éste era el primer paso para evitar que. el día de mañana, ellos recurriesen también a una pastilla para solucionar todos sus males.

Tengamos en cuenta que somos el modelo a seguir para nuestros hijos, su mayor ejemplo.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no seguimos este consejo. No sólo tomamos medicamentos delante de los pequeños, sino que se los administramos a la mínima insinuación que creemos es señal de que las cosas “no van bien”.

Pero recuerda: esos síntomas, la mayoría de las veces, significan que todo va estupendamente. Tal como debiera. Y que somos los padres los responsables de permitirlo y de evitar males mayores en un futuro.

¡Por un futuro menos tóxico! ¡Disfruta de la salud de tus hijos! ¡Acércate a la reflexología podal infantil! A los niños les encantará la experiencia y a ti también. Te lo aseguro.

Rosina Uriarte
(Monitora de Reflexología Podal Infantil, Método Ángeles Hinojosa)

Dentro de la Semana Mundial de la Reflexología (18 al 24 de septiembre de 2017)

domingo, 9 de julio de 2017

NUNCA DEBEMOS PERDER LA ESPERANZA



¿Cuando te diagnosticaron el cáncer y cómo se sintió?

El cáncer fue diagnosticado hace 2 años.  En junio del 2015.

Mi familia me conoce muy bien y hablaron con los médicos para que no me contaran la gravedad de mi enfermedad. Los médicos no son partidarios de no decir toda la verdad al paciente, pero en mi caso, esto me ayudó a ser siempre muy positivo. Si me hubieran dicho lo que le dijeron a mi familia “que no había nada que hacer y que en caso de cuadros de dolor iríamos ya a la unidad del dolor a suministrarme morfina y que todo ya estaba muy avanzado…” posiblemente me hubiera hundido y no hubiera tenido la mentalidad que tuve desde un principio. Yo estaba convencido que me iba a curar.

¿Qué tipo de cáncer era?

Cáncer de próstata estadio IV con extensión extracapsular a vesícula seminal, vejiga, ganglios y metástasis ósea.

¿Cómo ha sido la experiencia de tratamiento tanto a nivel medico como con tu terapeuta (ambos perfectamente complementarios y nunca la terapia natural va a reemplazar a la medica) y que cosas crees que te han ido bien para sentirte mejor?

El tratamiento al principio a nivel médico fue una inyección “decapeptyl” cada 6 meses.  En el mes de octubre del 2015 comencé con Sandra Farré, especializada en alimentación durante el cáncer, sumamente profesional que ha acabado siendo una amiga, por su cercanía, preocupación y constante positivismo.

El tratamiento se basó principalmente en aprender a comer de forma saludable. Desde el principio noté mucha mejoría. Comencé a sentir que tenía mucha energía, me sentía con muchas  ganas de hacer cosas y… para nada me sentía una persona enferma. Jamás tuve un episodio de dolor en mis primeros meses de la enfermedad y actualmente y hasta el día de hoy no he tenido que acudir a la unidad del dolor ni hacer uso de la morfina.

Después de un año, en junio del 2016 me sentía tan bien qué comencé a saltarme los hábitos de alimentación que mi terapeuta me había pautado y que había llevado  durante el año de forma disciplinada. Y tuve una recaída. Esta vez, la metástasis se me pasó a los pulmones. Los médicos aparte de la inyección decidieron que tomara “enzalutamida”.

Volví de nuevo a cuidar mi alimentación, mentalizado de que es muy importante para mantenerme saludable, y que actualmente es lo que hace que me encuentre tan bien. Sin duda ha valido la pena. No me puedo relajar, como dice Sandra Farré, y debo hacer de la vida saludable mi nueva forma de vivir.

Hace un mes (junio del 2017) me hicieron un escáner y la metástasis de pulmón ha desaparecido, la de huesos está mantenida, y en la vejiga ha disminuido.

La alimentación y estilo de vida sugerido por tu nutricionista ¿ha sido muy difícil de llevar a cabo y cambiar? ¿Cómo era antes y como es ahora a grandes rasgos?

Tengo que decir, que al principio en el tema alimentación, fue muy difícil para mi mujer. Ella es la que cocina y para ella fue mucho cambio. Acostumbrada a la cocina de puchero y salsas, les costó pasar a cocinar de forma distinta. Había cosas que no conocía  y para ella todo era muy novedoso y diferente a lo estaba acostumbrada a cocinar. Gracias a las recomendaciones que le hacía Sandra respecto como cocinar, como añadir ingredientes, todo ha sido más fácil. Lo bueno es que para cualquier consulta, Sandra siempre ha estado ahí. Yo lo bueno que tengo que soy de buen comer… y todo lo que me hacían me sabía rico. Para eso no he tenido problema. Pero me ha costado asimilar que esta alimentación es un estilo de vida a seguir si quiero tener salud y seguir como hasta ahora o mejor. Después de la recaída que tuve hace un año, soy más consciente de ello.

Yo he sido de comer mucho embutido, comida frita, de mucho picoteo a todas horas, picoteo de chorizo, queso etcétera. Comida muy grasienta y, además, fumaba muchos puros.

Ahora ante todo como muchos vegetales y verduras, y he aprendido a comer más limpio, sin frituras y sin alimentos tan procesados. Tengo la suerte de tener una maravillosa esposa que me cuida y se toma el tiempo de hacer las recetas que le recomienda la terapeuta especializada en nutrición saludable. Como de todo pues mi dieta no es vegetariana ni paleo ni de ningún estilo particular, pero saludable. He conocido muchos alimentos y sabores que desconocía y ahora cuando veo a mis amigos comiendo chorizo o salsas pesadas, me dan hasta náuseas. Incluso le cogí cariño a los batidos que me ha recomendado para poder estar bien alimentado.

 ¿Cómo te sientes actualmente?

Actualmente me encuentro muy bien. Yo tengo más energía que nunca y a mi familia muchas veces le digo que estoy mejor que cuando tenía 20 años. Además mi entorno me lo dice y me pregunta qué es lo que he hecho. Aunque parezca mentira yo me encuentro fenomenal. Han pasado 2 años y ahora que ya sé todo lo que tenía (cuando mejoré mi familia me comentó diagnóstico inicial), me siento muy afortunado.

¿Ha cambiado en algo tu vida al pasar por esta enfermedad?

Aprecio mucho más la vida.

Tengo que agradecer  a  mi mujer y a mis hijas todo lo que han hecho por mí.  Son ellas las que me obligaron en un principio a mirar terapias complementarias a la medicina y gracias a esto hoy me encuentro tan bien.  Muy agradecido también a Sandra Farré, sobre todo por su trato tan cercano y cariñoso que hemos recibido siempre. Cuando estas pasando por esta enfermedad se agradece encontrar profesionales como ella y sólo tengo palabras de agradecimiento para ella.

¿Qué le dirías a los pacientes con cáncer que están en pleno tratamiento, tratando de luchar contra la enfermedad?

Que luchen, que sean positivos  y que “tengan una mujer como la que tengo yo”.

Sin mi mujer, mis hijas y mis nietos no estaría aquí. Ellos me han dado mucha fuerza.

Que aunque les den pocas esperanzas, que luchen, que complementen sus tratamientos médicos con terapias complementarias que hayan demostrado científicamente poder mejorar la calidad de vida de los pacientes como es la alimentación, por ejemplo, y busquen a un buen profesional de la salud que les pueda ayudar. Encontrar buenos profesionales es fundamental para lograr resultados. Porque yo, sino fuera por lo que hice, no estaría probablemente aquí, pudiendo contar mi experiencia.

Debo confesar que yo al inicio era escéptico a tener resultados pero Sandra me dijo que simplemente le fuera contando cómo me iba sintiendo y, efectivamente, desde el principio noté mejoría y nunca me he sentido una persona enferma. Con ella aprendí también que nunca debemos perder la esperanza y que nuestra forma de pensar afecta directamente a nuestras defensas y nos puede ayudar a mejorar o a empeorar. El entorno, la familia, los amigos, los profesionales… son muy importantes para uno, pero debemos partir de nuestra fe y confianza en que podemos salir de ello.

Si quieres contactar con Sandra Farré pincha aquí.

domingo, 25 de junio de 2017

PRINCIPIOS BÁSICOS DE NEURODESARROLLO INFANTIL



Una vez más, María Jesús López Juez vuelve a regalarnos sus conocimientos sobre el neurodesarrollo infantil y lo hace como ella bien sabe: con sencillez y claridad. De forma que todos podamos comprender cuestiones tan cercanas, y tan complejas a la vez, como es el funcionamiento cerebral.


“Principios Básicos de Neurodesarrollo Infantil” se suma a la lista de “los imprescindibles” para quienes tengamos interés en conocer cómo se desarrollan nuestros niños y cómo y por qué funcionan como lo hacen.

domingo, 11 de junio de 2017

"REQUISITOS NEUROFUNCIONALES PARA EL APRENDIZAJE" CON LA DRA. MAR FERRÉ

El pasado fin de semana, la Dra. Mar Ferré impartió el curso “Requisitos neurofuncionales para el aprendizaje”. Organizado por Jorge Maestre Martí, Francisco Javier Rico García y Jorge Moliner Téllez, por primera vez en Alicante, alrededor de 40 profesionales, tuvimos el placer de compartir con ella 12 horas intensas alrededor del aprendizaje y el desarrollo. Poder escuchar de una profesional como la Dra. Ferré, conceptos que ha vivido y desarrollado durante muchos años al lado de su padre, el Dr. Jorge Ferré, es un privilegio pero disfrutar de su pasión, de su generosidad y su humildad es algo que nos vino añadido.


Un colectivo de alumnos heterogéneo en el que, aunque abundaban maestros, también podíamos encontrar optometristas, psicomotricistas, psicólog@s y educador@s; todos sensibilizados ante unos problemas cada vez más frecuentes en los niños. Ya que detrás de muchas de las dificultades de aprendizaje que nos encontramos en las aulas, existe una desorganización neurofuncional. Por eso, es tan importante que los profesionales conozcamos las bases sobre las que se sustenta una correcta organización y así, estructurar el proceso de enseñanza-aprendizaje alrededor de ellas. Descubrir el complejo multifactorial que hay detrás de lo que vienen denominando TDA-H, saber más sobre la importancia de la alimentación para el cerebro, comprobar que además de un ojo que ve correctamente, se necesita de las habilidades de ambos y de una correcta interpretación de su información por el cerebro y abrir la caja de Pandora de la construcción de la lateralidad en la persona fueron algunos de los contenidos de este curso.

Al acabar, la Dra. Mar Ferré Rodríguez, tuvo la deferencia de contestar algunas preguntas sobre el tema y que, a continuación, os transmitimos.

·       Diferentes perfiles profesionales entre los asistentes. ¿Qué le parece que haya mucha presencia de docentes, maestros y de la escuela pública?

-         Me parece fantástico, porque los docentes desempeñan un papel fundamental, no sólo en la detección de problemas (muchas veces la primera alerta viene por parte de los profesores de los niños), sino que también juegan un papel fundamental en la resolución de los problemas. Que un niño cuente o no con el apoyo de la escuela, que sea comprendido o no, que su profesor le apoye o no resulta decisivo.

-         Agradezco mucho la presencia de tantos docentes, porque eso denota, inquietud e interés para ir más allá o intentar mejorar lo que proponen los planes de estudio. Y como la mayoría de niños asiste a escuela pública, es estupendo que haya maestros tanto de la escuela privada/concertada como de la pública.

·       ¿Cómo influye en el desarrollo y establecimiento de la lateralidad la escolarización a los 3 años?

Si la escolarización consiste en una especialización prematura e inicio de la lectoescritura a edades aún más tempranas, influiría negativamente. Necesitamos un sistema nervioso maduro, que cuente con una correcta organización para acceder al aprendizaje instrumental con éxito.

Si ya nos encontramos en la consulta con muchos niños que, a los 6 años, aún no están correctamente lateralizados y que están presentando muchas dificultades de aprendizaje, si en pro de lo que ahora se llama “excelencia” se “fuerza” el aprendizaje y se inicia la lectoescritura a edades más tempranas, será un error y a los niños no les reportará ningún beneficio. Hay otras formas de trabajo que se pueden realizar a estas edades para preparar al niño para una correcta lateralización y para el aprendizaje con mayores posibilidades de éxito.

·       ¿Qué actividades favorecen en el bebé y en el niño el desarrollo de la lateralidad?

La adquisición de la lateralidad es un proceso fisiológico, que todo niño sano debe en teoría alcanzar sin presentar grandes problemas. Pero, esa es la teoría. Si permitimos que el niño viva todas las etapas previas y le concedemos espacio y tiempo suficientes, si no se suman factores condicionantes, establecerá correctamente su lateralidad. En este sentido, considero fundamental la etapa de suelo, con especial importancia a la etapa de gateo, de un gateo que además debe ser correcto (¡no vale cualquier forma de gatear!) y que no todos los niños pueden desarrollar por falta de espacio, por temor a que se resfríen, etc…

También hay que consideran que no todos los niños maduran al mismo ritmo, por lo que es muy importante conceder a cada niño su tiempo también en este aspecto. No podemos pretender que un prematuro, por ejemplo, inicialmente tenga el mismo nivel y ritmo de desarrollo que un bebé nacido a término. Bien, simplemente por poner un ejemplo.

En etapas posteriores, se pueden “retomar” las fases de la secuencia evolutiva, incluso en un formato lúdico, para mejorar la organización de base. En el libro “0 a tr3s desarrollo neuro-senso-psicomotriz de los tres primeros años de vida” se dan muchas pautas para trabajar.

·       Todos los asistentes reconocemos la labor del Dr. Ferré y es evidente que el estudio y el buen hacer continúa, pero ¿cuál es la aportación de la Dra Ferré?, ¿qué ha desarrollado más?, ¿cuál es su perspectiva diferenciada?

 Desde los tres años de vida, he oído a mi padre hablar sobre la lateralidad y los procesos de desarrollo neurofuncional. Así que son aspectos que he integrado desde muy temprano.

Me formé con mi padre y además tengo una formación hospitalaria y en medicina primaria.

Hemos realizado trabajos comunes como la publicación de varios libros y artículos en los que la información estaba elaborada por ambos y, por mi parte, he ampliado mi formación en terapias biológicas (homeopatía, oligoelementos, micronutrición, biofeedback, etc) con el fin de aplicar un abordaje global y holístico en los niños.

·       ¿Cómo explicarías, de manera sencilla, que detrás de un niño al que le cuesta leer y/o escribir hay más que un niño vago o un niño que no le gusta la lectura?

Ante una experiencia nueva o un nuevo estímulo, al cerebro le resulta mucho más fácil aprender que no hacerlo. Por tanto, no existen niños vagos en edades tempranas sino niños con mayor dificultad para adquirir ciertos aprendizajes debido a problemas de organización neurofuncional, sensorial u organización lateral.

·       El TDAH es la epidemia del s. XXI. ¿Qué causas hay?

El TDAH es un síndrome multicausal y multifactorial que requiere de un abordaje causal muy completo, personalizado y, en ocasiones, multidisciplinar. Por tanto, requiere una exploración exhaustiva para llegar al diagnóstico causal.

En primer lugar, es necesario realizar un diagnóstico diferencial con un Síndrome de estrés postraumático de la infancia aunque también nos encontramos con causas de tipo biológico, emocional, y desórdenes neurofuncionales, sensoriales y laterales fundamentalmente. Y, en muchas ocasiones, nos encontramos con situaciones multicausales.

Gracias por los aprendizajes brindados. Ha sido un placer aprender con usted.

Yo también he disfrutado mucho. Un grupo fantástico. Un feedback muy positivo y todos hemos aprendido durante este fin de semana.

Entre los asistentes, estaba Isabel Sanchís. Psicóloga y orientadora del Colegio del Colegio Almedia, en Callosa d’en Sarrià (Alicante). Isabel se formó con el Dr. Ferré, acerca de la organización neurofuncional, también se formó y procuró la formación de su equipo en Braingym y BMRT (Terapia de Movimiento Rítmico Blomberg), consciente de la importancia del movimiento y sus patrones en el aprendizaje; además de la introducción del concepto de las inteligencias múltiples en el aula; es una mente inquieta para la innovación educativa. Le pedimos una reflexión acerca de cuál sería su Educación Infantil ideal, a lo que nos contestó:

“Para mí la etapa de infantil ideal (2º ciclo) tendría que ser acogedora e integradora, diseñada con mucho espacio y muchos espacios, y con tiempo, tiempo para todos.

Esta etapa sería estimulante y estimuladora, sin clases separadas por edades, con muchas actividades que favorezcan la creatividad, la experimentación, la interacción, la cooperación y la convivencia pacífica.

Además, se asentaría sobre las bases del respeto, favorecedora de la autonomía, de una visión positiva de uno mismo y de su desarrollo y tendría que acompañar los procesos de cada niño para aprender, facilitar diferentes vías de aprendizaje y dar oportunidades a todos.

Mi etapa ideal atendería a los valores de la coeducación y educaría en la cultura para la paz.

Tendría que contar con los mejores maestros formados en evolutiva, técnicas de disciplina positiva y comunicación eficaz, mediación o similares, metodologías activas, y cultura de pensamiento. Estos maestros estarían con la mirada puesta en el bienestar de los niños y que entiendan el error como parte importante del aprendizaje, no sancionándolo sino integrándolo como parte del proceso heurístico del aprendizaje.

En dicha etapa, se llevaría a cabo una evaluación formativa, continúa e integradora que lleve a cada niño a completar su aprendizaje.

Además tendría que contar con la colaboración, la confianza y la complicidad de las familias para llevar a cabo proyectos comunes, a través de una relación fluida, cercana y transparente”.

Yo, para ser más concreta, añadiría, donde lo importante fuera tomar conciencia de su propio cuerpo, su movimiento, el ritmo. Donde más importante que coger un lápiz y escribir fuera jugar, desarrollar los patrones de movimiento que serán la base de los posteriores aprendizajes, proporcionar experiencias sensoriales y emocionales y desarrollarse como los individuos emocionales que somos, donde la comunicación y las relaciones nos llevaron a ser eminentemente sociales. Donde más importante que las mesas sean los espacios para crear y desarrollarse, comunicándose con la naturaleza y favoreciendo la exploración de espacios abiertos.

¿Tomamos nota?

Por Loles Miquel Abril
Neurocram




jueves, 1 de junio de 2017

EVENTO INFORMATIVO DE "LAZTANA" EN BERMEO EL 7 DE MAYO DE 2017

3b0a85af-7156-477d-b98e-927f1f3659e2
Evento informativo de “Laztana” en  Bermeo el  7 de mayo de 2017
En  la escuela pública “Bermeo-San Frantzisko” (Bermeo · San Frantzisko Herri Ikastetxea)  se ha celebrado  el 7 de mayo de 2017 la “fiesta de la escuela”.
Coincidiendo con dicho evento, algunos padres de LAZTANA que tenemos nuestros hijos en dicha escuela pusimos un mostrador informativo y algunos objetos a la venta (bolígrafos, llaveros, espejos, imanes…)
Por supuesto contábamos con el respaldo de la presidenta Rosina Uriarte y otros miembros como Fátima (la secretaria) que al final no pudieron acudir pero nos apoyaron en todo momento.
Días antes desde la AMPA (asociación de madres y padres) nos invitaron a que presentáramos ese día a nuestra Asociación “Laztana”.  Nos conocieron cuando participamos en el Fair Saturday de Bermeo.
Tras una reunión, se informó del  acto y pidieron los permisos pertinentes. Llegado el día, nos facilitaron una mesa y  un lugar para colocarnos. También se mostraron dispuest@s a ayudarnos en lo que nos hiciera falta. Recalcar que  estamos muy agradecidos al AMPA y a la Escuela por colaborar en la difusión de la labor de LAZTANA.
Durante la mañana del domingo (de 10:45h a 13h.) y coincidiendo con las actuaciones de los niñ@s, atendimos a tod@s los que se acercaron interesándose por Laztana.  Repartimos trípticos informativos sobre “Laztana” en un ambiente muy cálido. Estuvieron particularmente interesados  l@s profesionales del colegio, otros profesionales  que trabajan con niños con problemas y personas que  conocen de primera mano algún caso.
Estuvimos muy a gusto y contentos por darnos a conocer y poder hacer llegar a más  familias y a sus hijos los beneficios que Laztana nos aporta.

Cristina Arrien

viernes, 5 de mayo de 2017

COLABORANDO CON LAZTANA



Tras nuestra asamblea anual de Laztana Asociación para el Desarrollo y Estimulación Infantil, el pasado día 18 de febrero, disfrutamos de una cata de aceite ecológico de máxima calidad, cortesía del olivar familiar de Baeza Tierra de Renacimiento.
Agradecemos su colaboración con nuestra asociación. Y a todos los demás productores y distribuidores de productos ecológicos que ofrecen descuentos para nuestras familias. También a nuestros profesionales terapeutas colaboradores, los cuales hacen que nos sea más fácil avanzar en le mejora de nuestros niños. 
Podéis conocerles a todos en nuestra página web:
http://www.asociacionlaztana.org/index.php/coleccion

miércoles, 3 de mayo de 2017

CUIDADOS BÁSICOS DE LOS NIÑOS CON LESIONES NEUROLÓGICAS



CUIDADOS BÁSICOS DE LOS NIÑOS CON LESIONES NEUROLÓGICAS, por el doctor XAVIER URIARTE.

El pasado sábado, día 29, tuvimos el gusto y el honor de contar con el doctor Xavier Uriarte en el centro BANOA en Bilbao.

En el taller organizado por y para la Asociación LAZTANA, Xavier nos habló de cuidados básicos en la infancia ante la existencia de lesiones neurológicas.

De una manera lógica, sencilla y muy cercana, nos comunicó importantes ideas sobre la salud de los niños y sobre la nuestra propia. La clave de su exposición fue la idea de que prácticamente todos los problemas neurológicos (y aquí se incluyen parálisis, esclerosis, párkinson, epilepsia, demencia, TDAH, autismo…) se deben a una causa de tipo medioambiental.

Y que, mientras la sociedad y los profesionales sigan creyendo erróneamente que estos trastornos tienen un origen genético o psicológico, la terapéutica será siempre más débil que la causa de dichos trastornos. Esto será así mientras el paciente no cambie las condiciones medioambientales en las que vive (lo que come, lo que respira, los medicamentos o productos químicos que ingiere, el ejercicio que realiza, etc.).

“De una vez por todas se aportan datos que nos hacen ver que las razones genéticas y psicológicas no son las que generan los trastornos neuroevolutivos.”

No es que los genes no tengan su protagonismo, que lo tienen, pero están determinados por factores externos, surgiendo así la ciencia llamada “epigenética”, que nos lleva de nuevo a condicionantes medioambientales.

Éstos condicionantes son muchos y variados: plaguicidas o insecticidas, metales pesados, campos ionizantes y electromagnéticos, dioxinas, hidrocarburos, fármacos, aditivos en los alimentos, gases, productos de limpieza, cosmética, el síndrome del “edificio enfermo” …

“Existen ya suficientes conocimientos para relacionar estos tipos de trastornos con el contacto permanente y constante a diversos tóxicos medioambientales, aún incluso en cantidades bajísimas, a lo largo del tiempo.
Se ha estimado que el 50% de la exposición a los contaminantes a lo largo de la vida tiene lugar en los 5 primeros años del niño.”

Xavier nos hace ver cómo entran los tóxicos en la célula (o neurona en estos casos) afectándola, y cómo es necesario, por un lado, reducir la exposición al tóxico y por otro, activar la recuperación con un proceso de depuración.

A pesar de lo lógico que pueda parecer esta afirmación, que lo es… estaríamos hablando de un proceso que hoy por hoy no se considera científico, sino “pseudocientífico”.

Y aquí tenemos una buena explicación del por qué pocas enfermedades se curan realmente: porque los tratamientos no van dirigidos a la causa que las provoca, sino a eliminar los síntomas solamente. Ni los fármacos ni la cirugía tienen la misión de reducir la exposición a un tóxico y, luego, depurar las células eliminando los restos del mismo, para que éstas puedan recobrar correctamente sus funciones.

La depuración, detoxicación, eliminación o quelación, son procesos que no se contemplan desde la medicina convencional, siendo sin embargo la base de la curación.

Poca importancia y cuidados brindamos normalmente a nuestra flora o microbiota, el conjunto de microorganismos que nos protege de los tóxicos haciendo de barrera y limpiando nuestro organismo de los mismos. Alojados en nuestra piel, cavidades, intestino… llegan a expulsar un 90% de tóxicos. Ocurre que, cuando ya no pueden realizar esta función, es porque el nivel de toxicidad es muy alto. En estos casos crecen los parásitos, los hongos, las bacterias nocivas… Así la microbiota acaba alimentándose del propio tóxico, transformándose en una microbiota patógena.

Las neuronas necesitan antioxidantes para protegerse de las agresiones medioambientales. Necesitan vitaminas y minerales, que acaban agotándose cuando la toxicidad es elevada. Esto, junto al desequilibrio en la microbiota, es lo que ocurre en casos como el autismo, produciéndose un fracaso del sistema de eliminación.

“La Encefalitis (lesión neurológica) Tóxica es el cuadro madre desde donde surgen las diferentes alteraciones neurológicas. La exposición permanente a estos contaminantes puede empeorar los trastornos neurológicos iniciales.”

“No creo en la genética, sí en la epigenética. No creo en la maldad de los microorganismos, sí en sus beneficios. No creo en el componente casi único de las infecciones, sí en las repercusiones de la contaminación ambiental.”

Siendo actualmente las cifras de 1 de cada 60-100 niños los que reciben un diagnóstico de Trastorno del Espectro Autista y elevadas las cifras que corresponden a otros muchos diagnósticos, ha llegado el momento en el que toda persona que dedique un solo minuto a reflexionar sobre este tema, considere esta perspectiva sobre las posibles causas de los trastornos en nuestros niños y en todos nosotros en general.

¿Qué podemos hacer los padres para evitarlo y ayudar a nuestros niños? Xavier propone un cambio de valores que proteja por ejemplo la lactancia materna prolongada, el juego en espacios de naturaleza viva, que evite los edificios enfermos (muchas escuelas lo son), los espacios de fuerte exposición a radiaciones, los fármacos innecesarios... Y nos ofrece una propuesta de Dieta Neurológica con una selección de alimentos que protegen la función neuronal: alimentos ecológicos, vegetales, sin gluten, libres de lactosa, caseína o lactoglobulinas, con almidón predigerido, sin poliaminas (histamina), sin aditivos, prebióticos y probióticos, con fitonutrientes, ricos en sales minerales, detoxicantes, depurativos y quelantes, sin aceites fritos…

También propone remedios populares para trastornos frecuentes como la gripe o el resfriado, la fiebre, mucosidad, problemas digestivos, irritaciones, infecciones, pérdida de memoria…

¡Gracias Xavier! El taller fue muy instructivo. Deseando estamos, desde Laztana, de volver a colaborar contigo.

Rosina Uriarte (presidenta de la Asociación Laztana para el Desarrollo y la Estimulación Infantil).



Dr. Xavier Uriarte con Rosina Uriarte (no somos familia, que sepamos…).